Review: Entre la razón y la locura

Calificación de la película:
7.5 out of 10 stars

Una historia de redención, pasión por el conocimiento y con un gran y admirable trabajo actoral es lo que nos entregan los veteranos de la actuación Mel Gibson y Sean Penn a través de Entre la razón y la locura.

La historia trata del profesor James Murray, interpretado por Mel Gibson (Corazón valiente, Señales), el cual busca recopilar todas las palabras del idioma inglés y hace un llamado a todos los lectores a cooperar con esta magna tarea. A la vez, la película nos presenta al personaje del Dr. William Chester Minor, interpretado por Sean Penn (Milk: un hombre, una revolución, una esperanza, Mi nombre es Sam), un hombre atormentado por sus acciones pasadas, las cuales lo llevan a cometer un crimen por accidente, y es convicto por el mismo. Ambos personajes se unirán por esta tarea y entablarán una amistad más allá de las palabras, descubriendo lo que es el amor en todas sus formas.

La dirección de Farhad Safina (guionista de Apocalypto, también de Mel Gibson), un novato en la silla del director, no llega a ser algo espectacular y no resalta, pues es algo que se ha visto muchas veces antes en películas similares, pero aun así logra remontar de manera magistral al final de ésta, mostrando secuencias brillantes que recompensan por todo el resto del metraje. Pero, por supuesto, el verdadero punto fuerte de la película son las magníficas actuaciones de sus protagonistas, como también las de sus actores y actrices secundarios, resaltando la participación de Natalie Dormer (Game of Thrones, El bosque de los suicidios) y Jennifer Ehle (Cincuenta sombras de Grey, RoboCop), que logran emocionar más de una vez al espectador.

La historia en general es bastante interesante, mostrándonos un verdadero detrás de escenas de uno de los libros más importantes del idioma anglosajón; pero que, a la vez, tiende a tener un desarrollo bastante lento, y al ser basado en una novela tiende a tomar una narrativa que puede no ser del agrado de todas las personas.

Si bien la película tiene una duración de poco más de dos horas, estas están llenas de una música muy acorde a la época y una fotografía impecable, elementos que nos envuelven y verdaderamente nos transportan a los años en que se relata la historia, y por supuesto las actuaciones, que son lo más resaltable y trabajado de toda la película. Todo ello en conjunto, hacen de este filme un gozo para los amantes de las letras y de las buenas historias.

0 0