Review: El sol también es una estrella

Calificación de la película:
8.4 out of 10 stars

Basada en la novela homónima de Nicola Yoon, nos cuenta la historia de Natasha Kingsley, una joven jamaicana cuya familia está a punto de ser deportada de vuelta a su país y de Daniel Bae, un chico surcoreano, quien cree que la vida es algo más que solo tener una carrera y ser exitoso. Ambos se encontrarán por casualidad, o tal vez es el destino quien les otorgó un día para disfrutar de su compañía y de paso cambiar sus vidas para siempre.

Lo que más destaca en la película desde un principio es la forma en la que está narrada. Vemos que se desarrolla en el transcurso de solo un día, lo que nos da esa sensación de frescura que tienden a no tener las cintas de este género, que llega a estar gastado y lleno de clichés. El Sol también es una estrella toma esta narrativa original y la hace más interesante, debido a que nos ponemos en la piel de estos personajes, lo cual te atrae mucho, al punto que no quieres que su día termine, al igual que ellos.

Lo que hace interesante a la historia es el contexto mismo de los personajes, ambos poseen un bagaje cultural muy diferente el uno del otro, lo que lleva a situaciones que llegan hasta ser cómicas en ocasiones y en otras muy emotivas. Sus personajes son tan interesantes como la historia que están viviendo, debido a que los dos principales poseen todo este contexto e historias familiares muy distintos, pero que conecta a ambos de alguna forma. Esto es un punto a favor para la cinta, pues, aunque al principio crees que pueden llegar a serlo, no son los personajes cliché de una película romántica, recortados todos con la misma tijera, sino que estos logran ser más profundos y tener arcos argumentales propios que tratan de conflictos internos y familiares, que logran hacerlos muy cautivadores y nos hacen sentir identificados con ellos.

Las actuaciones son un punto muy fuerte en la trama, el elenco es muy bueno, pero claramente destacan las actuaciones de Yara Shahidi (conocida de Black-ish y Grown-ish) como Natasha y Charles Melton (conocido por Riverdale) como Daniel, respectivamente. Estos actores logran dar en el clavo en todas las emociones que la película requiere, haciéndote sentir pena en los momentos tristes y siendo muy graciosos en las escenas de comedia.

La dirección y la fotografía por momentos puede llegar a resultar muy genérica, como de clásica película romántica, pero hay momentos en los cuales hay tomas muy bien hechas, con un uso de colores impecable e imágenes muy interesantes, las cuales en pantalla lucen espectaculares. La edición también es un punto muy fuerte, pues hay escenas que parecen ser innecesarias, pero que al pasar el tiempo notas por qué estuvo ahí en primer lugar.

Hay que señalar que esta película no es para todos; si no eres de esas personas que disfrutan de las películas románticas, este film claramente no es para ti, ya que contiene momentos que son muy “teen”, con los que no conectarás si no eres fan de este tipo de cine. Además, a pesar de tener una duración promedio, con una hora y cuarenta minutos, puede sentirse más larga de lo que es y sentirse más floja en el segundo acto.

Aun así, el film está lleno de momentos muy buenos, con un gran desarrollo de trama y personajes, actuaciones que son el punto fuerte y con una historia y personajes bastante ricos y profundos.

0 0