Review: X-Men Dark Phoenix

Calificación de la película:
6.7 out of 10 stars

La historia de la Fénix oscura no es algo nuevo para los fanaticos y fanaticas de los cómics e incluso dentro de lo que al cine de superhéroes se refiere. Este conocido arco argumental de los X-Men que ya tuvo su primera incursión en la pantalla grande en X-Men: La batalla final, es nuevamente abordado en Dark Phoenix, la última producción del universo mutante de Fox, que viene a cerrar de la mano de un elenco de primer nivel compuesto entre otros por Sophie Turner (Game of Thrones), James McAvoy (Fragmentado), Michael Fassbender (12 años de esclavitud),Jennifer Lawrence (Los juegos del hambre) y Jessica Chastain (Interestelar); casi veinte años de cintas dedicadas a estos icónicos personajes de Marvel Comics.

Ambientada a inicios de la década de los 90’ en un mundo donde los mutantes son motivo de orgullo para el país e incluso son bien vistos por la sociedad, en medio de una misión de rescate en el espacio que parece ir a la perfección, una fuerza extraterrestre fuera de control es absorbida por Jean Grey (Turner). Ante la mirada perpleja de sus compañeros y contra todo pronóstico, Jean sigue con vida, no obstante esta fuerza va a producir fuertes cambios incluso en la personalidad de la joven mutante, causando grandes inconvenientes a Charles Xavier y el resto del equipo. Por otro lado, un grupo de alienígenas arriban a la tierra en busca de esta fuerza para utilizarla, manipulando a Jean para volverse en contra de quienes, desde su perspectiva, solo pretenden controlarla.

Dark Phoenix si bien, ha sido bastante resistida por la crítica especializada se encuentra lejos de ser lo peor dentro del universo de los X-Men, es más, si la comparamos con X-Men: La batalla final, sale bastante bien parada de dicha contienda. No obstante, queda una sensación de que algo pudo ser mejor, que tal vez no es el cierre que estos personajes tan importantes dentro del desarrollo del cine de superhéroes merecen. Aun así, como se mencionó anteriormente no es la peor película sobre mutantes y, si bien tiene errores, hay ciertas cosas a destacar.

Una de ellas viene de la mano del reparto, aún cuando podría quedar dando vueltas la idea de sacar aún más provecho a la calidad de los actores que forman parte del elenco de Dark Phoenix, estos entregan buenas performances. Por sobretodo Sophie Turner, quien deja una mejor impresión como la Fénix oscura que Famke Janssen (quien la interpretó anteriormente), la joven actriz realiza un muy buen trabajo abordando las nuevas dimensiones en la personalidad de Jean Grey y cómo este poder va tomando control de sus acciones. El otro elemento a destacar es Michael Fassbender, en el rol del que probablemente es uno de los mutantes más interesantes, tanto en el cine como en el comic, que es Magneto, el cual ya había interpretado anteriormente de buena manera. En esta oportunidad vemos a un Magneto, haciendo un libre uso de sus poderes, sobre todo hacia el final de la cinta, lo cual resulta en uno de los puntos altos de la producción.

Si bien presenta falencias en cuanto a guión y no tiene la chispa que han tenido otras películas de X-Men, Dark Phoenix cuenta con unas cuantas escenas de acción que están muy bien realizadas. En ellas podemos ver el poderío de los mutantes y claramente eso es algo que gusta al espectador, aún así, tal vez hubiese resultado interesante ver más de algunos mutantes que han tenido momentos memorables en otras producciones del universo mutante de Fox. Por su parte, los efectos visuales y la edición de sonido son un excelente complemento a estas escenas y a la cinta en general, como es de esperar en una producción de este nivel, hay un buen producto desde el punto de vista técnico.

Por último, rescatar la música original, a cargo de Hans Zimmer, un avezado compositor en el área. El artista detrás de grandes bandas sonoras como El rey león, Interestelar y Piratas del Caribe, nos presenta un trabajo que, aún cuando está lejos de ser uno de los mejores del autor, sobresale y es de muy buena calidad.

En síntesis, este cierre al universo mutante de Fox no deja de ser una película de una u otra forma muy interesante de ver, por la nostalgia que conlleva la historia cinematográfica de los X.Men, por fanatismo o por simple curiosidad. Te invitamos a que vayas y veas por ti mismo cómo se vive el fin de una era en cuanto a lo que cine de superhéroes se refiere, el segundo dentro de un mismo año, prueba tangible de la vigencia y popularidad del género.

0 0