Review: Anna, el peligro tiene nombre

Calificación de la película:
6.5 out of 10 stars

Anna es una chica rusa que es contratada por una agencia de modelaje debido a su indudable belleza y carisma innato, pero ella oculta algo más, es una espía con innumerables talentos y una destreza física impresionante. Esto desarrollará un sinfín de enredos y giros de trama que te sorprenderán en cada momento.

Lo primero que destaca es que más allá de ser una película de acción, la cinta se enfrasca dentro del subgénero de thriller de espías, tema al que estamos muy acostumbrados con el cine de Besson, que utiliza la acción como un medio en el cual contar una historia que se encuentra dentro de otro género cinematográfico (ya sea la ciencia ficción o el drama), esta vez es un thriller político, con tintes del cine de espías.

Por otro lado, un recurso bastante interesante que posee esta película se encuentra en la narrativa que posee, estos son los múltiples flashbacks que utiliza para contar y aclarar puntos importantes de la historia. Si bien para algunos puede parecer interesante este punto, el hecho de que existan dichos flashbacks puede no serlo para otros, y la película tiende a volverse un tanto repetitiva a ratos, aunque estos cumplen finalmente su función, que es la de otorgar giros de tuerca a la historia ya presentada.

La estética de la película no es nada nuevo, la dirección es parecida a la de otras películas del director, como Lucy o El perfecto asesino, utilizando los mismos planos y, en cuanto a la fotografía, se utiliza una paleta de colores típica de las películas previamente mencionadas y comunes dentro del género de acción. Aunque es en la edición en donde sufre este filme, ya que esta es desordenada y fuera de lugar, siendo en las escenas de acción que más sufren de estos cortes desordenados.

La música original de la película no destaca en general, pero las partes del soundtrack en donde se utilizan canciones conocidas encajan bien dentro de la escena en donde aparecen.

Respecto a las actuaciones, a pesar de contar con grandes intérpretes como lo son Hellen Mirren (RED, Rápidos y Furiosos 8), Luke Evans (La Bella y la Bestia, La Chica del Tren) y Cillian Murphy (Dunkerque, El Origen), estas no se encontrarían dentro de sus mejores, pero aun así ofrecen un buen papel. Una actuación que sí destaca es la interpretación de la poco conocida Sasha Luss (Valerian y la Ciudad de los Mil Planetas) como el papel protagónico.

Las escenas de acción son muy destacables, con bastante dinamismo y una acción bastante cruda y sangrienta, la cual podría alejar a aquellos más sensibles. Si bien esta acción es bastante entretenida, no llega a estar al nivel de otras producciones dentro del género de acción, aunque se hubiera agradecido un poco más de esa acción, ya que la historia se vuelve tediosa a ratos debido a que tiene una duración de casi dos horas.

En general, Anna: el peligro tiene nombre nos trae una historia muy interesante, con una protagonista muy bien desarrollada, con acción que, aunque es poca, está muy bien llevada a cabo y bien integrada a la cinta, y con giros de trama y movimientos dentro del guion que la hacen parecer un verdadero juego de ajedrez al momento de verla. Una película muy recomendable para salir un poco de los grandes blockbusters.

0 0