Review: Angry birds 2, la película

Calificación de la película:
6.8 out of 10 stars

Angry Birds es sin duda uno de los juegos para dispositivos móviles más descargado de los últimos años, donde se ha ido reinventando -para bien y para mal-, llegando a tal fama que en 2016 se estrenó la primera película basada en el juego. Una cinta que tuvo resultados positivos en taquilla y que la hacía pensar con lejanas posibilidades de crear una secuela, especialmente porque no se veía de dónde tomar una trama atractiva que continuara la historia. Sin embargo, este jueves llega la segunda parte, con una historia fresca, bien pensada para convencer y que permite estar atento al desarrollo a través de mucho humor.

¿De qué trata la historia? Pues, en esta ocasión, quienes fueron enemigos en la primera entrega (aves y cerditos) ahora deberán unir fuerzas para luchar contra un enemigo en común: Zeta, una ave que quiere apoderarse de las islas de aves y cerditos para escapar del frío de su propio hogar -una isla de hielo y nieve-.

El desarrollo en sí de la película es muy dinámico, ya que la introducción es breve y no se pierde tiempo añadiendo elementos que no aportan. El guion con el que cuenta es coherente e inteligente, entrega frescura a una historia que podría haber caído en la repetición, pero que no sucede.

De la animación no es necesario hablar, desde hace mucho que películas de este tipo de presupuestos no escatiman en invertir en ello y se nota.

Respecto a los personajes, el equipo principal que vimos en la primera entrega de 2016 se repite con Red, Chuck y Bomb. A ellos se les suma el elemento femenino con el personaje de Silver (hermana menor de Chuck), quien con su personalidad práctica e inteligente desestabiliza la autoridad de Red, lo que genera un conflicto mental para él, aunque siempre en medio de mucho humor. También se unen al equipo los exenemigos: los cerditos, quienes aportan con su tecnología y malas ideas -aunque muy chistosas- para llevar a cabo el plan de derrotar a la enemiga en común.

Sin duda, cada uno tiene una personalidad muy definida, que se explota a través de una exageración bien entendida, que suma de gran forma a la película. Además, existe un trío de personajes -exageradamente tiernos- que en paralelo a la trama principal tienen su propia historia, muy buen acierto.

Finalmente, un elemento vital para disfrutar la cinta es el humor que nos entrega, presente en la mayoría de las secuencias; un humor liviano y que no se siente forzado, que permiten el disfrute no solo de niños, sino que también de adultos.

Ciertamente, Angry Birds 2, la película es una cinta que permite ser disfrutada por todo tipo de público: es dinámica, se entiende perfectamente a dónde quiere llegar, no es pretenciosa, genera risas espontáneas y presenta una nueva historia que rescata lo mejor de su antecesora para potenciarlo.

0 0

Déjanos tu comentario