Review: Mejor que nunca

Calificación de la película:
6.1 out of 10 stars

Un casting de legendarias actrices veteranas nos trae una comedia con una historia llena de superación, amistad y, a ratos, muy inspiradora… Hablamos de Mejor que nunca, que el jueves 29 de agosto llegó a los principales cines del país.

Una fabulosa Diane Keaton interpreta a Martha, una mujer que no tiene nada más que perder en su vida; recientemente le han diagnosticado cáncer y ya se aburrió de la misma vida que considera que llegó a su final. Ahora, al irse a una comunidad de retiro en Georgia, se le ofrece la oportunidad de cumplir uno de sus sueños más anhelados de su juventud: ser parte de un grupo de porristas. Ahora, Martha, junto a un grupo de mujeres de la tercera edad, redescubrirán lo que es seguir sus sueños, ser osadas y de tomar el rumbo de sus vidas, participando en una competencia de Cheerleaders.

Para comenzar, lo que más resalta en este filme es el casting. En el papel protagónico tenemos a la siempre fenomenal Diane Keaton (Alguien tiene que ceder y Annie Hall, entre otros), pero también contamos con actrices espectaculares como Jackie Weaver (de Birdbox o Viudas), Phyllis Somerville (de El Curioso Caso de Benjamin Button y la serie Castle Rock) y la reina afroamericana del cine de acción, Pam Grier (de Jackie Brown o la serie This is Us); todo esto junto con talento joven como Alisha Boe (13 Reasons Why) y Charlie Tahan (Ozark).

La historia es bastante simple, es una premisa que hemos visto un millón de veces antes: un grupo de personas hacen algo fuera de lo común y se enfrentan a todos los obstáculos que la vida les pone para probar lo que son; pero en Mejor que Nunca la interacción entre los personajes y la química entre las actrices nos deja una sensación muy linda acerca de la amistad que estas tienen entre ellas y no podemos evitar ver las diversas situaciones que enfrentan con una sonrisa en la boca.

La comedia igualmente funciona en muchos niveles, no puedes evitar soltar una carcajada de vez en cuando con chistes muy bien pensados y ejecutados que no rayan en lo absurdo. La duración del filme también ayuda, pues su ritmo se hace muy liviano, va directo al grano, y esta no se extiende más allá de lo que debe, sin sufrir de gags innecesarios.

La película puede parecer una ideal para días domingos sin nada que hacer, pero es mucho más de lo que se ve en los tráilers. La cinta es en verdad ideal para toda la familia, para disfrutar de un rato agradable y para entretenerse con una historia llena de amistad, cariño y que nos prueba que nunca es tarde para cumplir tus sueños.

0 0